miércoles, 2 de enero de 2013

Otras vidas-primera parte-

Hay muchas personas que debido a sus creencias personales(las creencias que elegimos en esta vida) se pierden un montón de experiencias gratas y sorprendentes, sólo por limitarse con sus "creencias".
Hay personas que no creen en otras vidas, y es respetable que así sea, pero la mayoría de experiencias personales que vivimos en esta vida actual no se comprenderían ni se superarían si no profundizáramos más en eso llamado vidas pasadas u otras vidas.
Si no fuera por esas otras vidas, el amor más profundo no podría vivirse ni podría comprenderse.
Si no fuera por esas otras vidas, numerosos traumas físicos, psicológicos, emocionales y espirituales no podrían sanarse ni liberarse.
Si no fuera por esas otras vidas...no elegiríamos ser felices al máximo en esta.
Hay momentos en nuestra vida en donde se nos plantean muchas "pruebas" que lidiar debido a esos lazos inconscientes que nos "atan" a otra persona o personas. Debemos profundizar qué es lo que nos ata a ese otro yo que vemos reflejado en nuestro hermano, pareja o mamá.
Hace poco he tenido que lidiar con un lazo que me ataba a alguien muy diferente a mí. Un hombre que me atraía tanto que no podía o no sabía cómo lidiar con él.
Somos como la noche y el día. No tenemos nada que ver, nada. Yo estoy en un punto del despertar tan enorme que eso hace que no sepamos relacionarnos bien. Hace que cierta incomodidad nazca entre los dos...pero la atracción sigue estando ahí. O seguía estando ahí.
Hasta que la más "crecidita" de los dos hizo su trabajo. Hice mi trabajo. Lo he hecho. Y comprendí.
HE COMPRENDIDO porqué a veces nos sentimos tan atraídos por personas que no tienen nada que ver con nosotros, que son mundos paralelos. He comprendido que el lenguaje del alma no es el lenguaje de la personalidad terrena, y que este lenguaje lleva su propio ritmo y su propia norma interpretativa.
Descubrir qué es lo que me atraía tanto de esta persona y porqué una y otra vez deseaba estar con él y conocerlo me ha liberado por dentro, y puedo decir adiós sin remordimientos ni penas.
Los lazos son ilusorios también, y el tiempo se dedica a darnos lo mejor para cada uno de nosotros. Y lo que me consuela y me brinda paz es que nuestras elecciones son sagradas, sean cuales sean estas. Y hay que respetar y liberar al otro para que sea su mejor YO. En el momento que esté y en el lugar que esté.
No me gusta comentar algo tan íntimo como vidas pasadas, pero creo que si lo hago voy a ayudar a más gente a comprender y a liberarse.
No puedo estar con esta persona porque comprendo y he comprendido. Y él también lo sabe aunque ahora no lo comprenda...
Hace muchas vidas, yo era una curandera muy hermosa que se dedicaba a sanar enfermedades del alma con mis cantos y mis hierbas. Era muy sabia y muy hermosa...y esa belleza perturbó a uno de los reyes más crueles y duros que hayan podido existir en Tierra. En realidad, él creyó que era mi belleza lo que le perturbaba, pero era mi luz la que lo dejaba KAO. No podía conseguir nada de mí, excepto mi bondad y mi ayuda sanadora. Él decidió cortarme la cabeza si no accedía a sus propuestas "deshonrosas"; yo le dije que no. Y por supuesto, mandó cortarme la cabeza.
Envió a su ejército más fiel, más leal y más duro. Todos estaban decididos a hacerme "mucho daño", no sólo a cortarme la cabeza...pero uno de esos soldados decidió adelantarse a sus hermanos de batallón para decirme que venían a por mí. Llegó a mi casa y me dijo: "vienen a por ti, y yo te sacaré de aquí. No quiero que mueras. Eres demasiado buena para estar aquí rodeada de alimañas...".
Sin pedirme casi permiso, el caballero en cuestión me montó en un caballo del rey con un montón de víveres para días y me dijo: "Huye hacia el sur, allí te esperará la paz. Nadie te molestará ni te volverá a acosar jamás con sus impertinencias obscenas". Me montó a caballo y le dió una palmada tan rápidamente...que jamás pude decirle adiós ni brindarle las gracias por aquel acto.
Por ello, puedo sentir profundamente mi melancolía actual hacia él, la que no comprendía. Por ello, muchos sentimientos que hay en mí que no puedo esconderlos porque salen a borbotones. Lo triste para mí es que él no pueda ver ni comprender esto...espero que algún día lo haga de verdad.
Este hombre actual, que existe, me salvó la vida y no pude darle las gracias en aquel entonces.
Hoy debo decir gracias...aún a pesar de la incomprensión y la distancia...
Él me salvó la vida porque yo salvé la vida de su padre en aquel entonces. Le salvé de una profunda oscuridad y lo traje a la luz.
Reconozco a ese padre pasado en su hermoso hijo presente. Y reconozco el intenso amor que él sentía por este entonces, y el inmenso amor que siente ahora por este.
Creer en otras vidas es una opción y una elección de las personas, pero vivir otras vidas es algo que no puede borrarse tan fácilmente. Nuestro SER abarca mucha experiencia vivida, y no podemos olvidarnos de eso tan rápidamente...
-continuará-

2 comentarios:

  1. Eres la mujer más maravillosa que he conocido en toda mi vida :)

    ResponderEliminar
  2. Seas quien seas...muchísimas gracias!. Y sí, soy una mujer maravillosa :)

    ResponderEliminar

Entradas populares