miércoles, 23 de enero de 2013

Papis, dad amorcito a los nenes y nenas HOY

Sé que deseais dadle lo "mejor" a vuestros hijos...pero, ¿qué es lo mejor?.
Id a vuestro niño y preguntarle: ¿qué es lo mejor y qué deseas para ti hoy?.
Te aseguro que serán cosas no-materiales, y que entre ellas habrá diversión y TIEMPO.
Lo que tu niño interno quiere de ti, es TIEMPO y que te quites el lastre del papel que has desempeñado durante tanto tiempo, de adulto responsable, serio y realista.
Tu niño, lo último que quiere es vivir en esa aburrida y limitada "realidad".
Tu niño...Vamos a preguntarle un par de cosas a ese niño. Recuerda,¿ qué gran cualidad tenías cuando eras niño?, ¿qué destacaba en ti cuando eras simplemente un niño?.
Háblame de ello.
¿Sabesi cuál era una de mis grandes cualidades cuando era niña?, por no decir, la MAYOR cualidad que he tenido en toda mi vida.
Sólo recordarla me hace llorar y me pone en la piel de la hermosa, divertida y desternillante niña que era en la infancia: el sentido del humor.
No había momento del día que no fuera capaz de reirme de algo...o de alguien.
Cualquier rastro de seriedad o de carácter triste estaba alejado de mi personalidad. Me reía hasta en los momentos más duros, más difíciles, más complicados. Supongo que me reía porque no veía momentos duros ni difíciles ni complicados. No los veía por ningún lado. Me reía con tanta facilidad que nadie me tomaba en serio!!!.
Era una completa payasa. Pero, ¿sabeis cuál era lo mejor de todo?, ¿la mejor recompensa de aquello?.
Que todos se reían conmigo. Todo el mundo se reía conmigo. Todo el mundo pensaba que era una cachonda mental. Todo el mundo era capaz de descojonarse de la risa conmigo porque era tremendamente contagiosa!!!.
Amaba esa forma de reir sin parar.
Recuerdo tantas anécdotas de mearme de la risa...recuerdo tantas risas.
Lo que más me gustaba era hacer reir a los demás.
Dios, qué payasa era...y soy...
Recuerdo(jajajaja) cuando grababa cintas eternas de imitaciones de Barbra Streisand(histriónicas totales), de cantantes de ópera exageradas, de imitar a los patinadores mi hermana Chechu y yo haciendo la estrella de la muerte(esto sólo sabreis lo que es, los que adoreis el patinaje sobre hielo) con los cojines de los sofás. Recuerdo cuando mi hermana Dori nos hizo una pequeña entrevista a mi hermana pequeña y a mí en Lourdes sobre qué nos había parecido aquello, aquel viaje a ese lugar "sagrado"...me recuerdo a mí poniéndome seria y diciendo incoherencias y riéndome de ella...
Dios, era tan divertida, tan poco seria...era increiblemente inteligente cuando niña...
Sabía lo que significaba estar riéndome sin parar, sabía que aquello me mantenía a salvo, me mantenía en una dimensión aparte, en una vibración muy elevada.
De niños somos más sabios de lo que jamás podríamos imaginar.
Hoy quiero recuperar a esa niña que tanto me dió, que tanto amé.
Quiero reirme de algo, de alguien o de mí misma...pero ahora es un buen momento para cantar ópera a lo bestia o reirme de algún religioso absurdo o líder espiritual "demasiado serio". Ahora es un buen momento para honrar a mi preciosa y diamantina niña.
Habla con tu niño y hónralo tal como era. Rescata esas cualidades que te hicieron GRANDE cuando niño. Rescátalas...hoy más que nunca necesitamos volver al ORIGEN. Nuestra brillante infancia, nuestra inocencia mágica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares