Una GRAN diferencia

Dejar una "carrera" en el camino por otra carrera no equivale a abandonar.
Divorciarse de tu marido no equivale a abandonar.
Dejarse el postre a medias no equivale a abandonar.
Salirse de un concierto aburrido no equivale a abandonar.
Decir adiós a una psicoterapia no equivale a abandonar.
Morir no equivale a abandonar.
El abandono es seguir en una carrera que no te entusiasma y que es un fraude para tu brillantez de alma.
El abandono es fingir que todo va bien entre tú y el hombre con quien te casaste.
El abandono es seguir comiendo un postre que quizás te cree una úlcera de estómago por pesado.
El abandono es seguir escuchando a un grupo que no te pone la piel de gallina con cada nota dada.
El abandono es es seguir acumulando mierda emocional con alguien que no te ayuda en nada y que sólo se ocupa de sí misma o de sí mismo.
El abandono es seguir viviendo ...muerto.
Las proyecciones manipulativas no funcionan con alguien que sabe exactamente QUIÉN ES.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Porqué mi hijo me odia?

La consciencia de la "posesión"