viernes, 2 de mayo de 2014

La Rebeldía Protectora

Recuerdo perfectamente, como si fuera ayer, cómo mi sobrino Ignacio hacía los aviones de papel con menos de 2 años de edad. Los hacía tan bien que yo con 39 no los hago así ni de coña. Sé que tengo múltiples y diversos talentos, pero la papiroflexia no es uno de ellos...
Uno de esos magníficos días en los que estaba inmerso en su co-creación papirofléxica, su madre, con "buenas intenciones" le cogió el papel que tenía el niño y le hizo uno nuevo y perfecto avión sobre el suyo.
La reacción del niño ante esto fue coger el avión nuevo, arrugarlo y tirarlo al suelo.
Si alguien destruyera tu obra, ¿qué harías?.
Exactamente lo mismo que Ignacio.
A NADIE le gusta que le digan cómo se han de hacer las cosas. A NADIE. Nisiquiera a los padres "perfectos".
Cuando un niño es contínuamente re-dirigido y machacado conque "las cosas no se hacen así, sino así(a mi manera), "eso no está bien hecho", "no puedes hacerlo así porque no sabe igual, no sale igual, no se ve igual, no se forma igual"...¿sabes lo que pasa?, que obtienes rebeldía protectora.
Igual, igual, igual, igual, igual, igual.
Igual A QUÉ O A QUIÉN?.
¿A ti?. ¿A tu inestimable inflexibilidad y ceguera ante una nueva y única identidad divina?. Seamos honestos.
Muchos padres quieren y desean que sus hijos sean sus proyecciones de vida; que sean igual que ellos, a ellos.
Y eso es científica y espiritualmente IMPOSIBLE. Además de ser una absurda y distorsionada burla de una ego herido. Y una aberración por nuestra parte. Cuando un niño sólo recibe críticas, comparativas y negativas ante lo que hace, dice, piensa, siente o ES, se logra rebeldía protectora.
Si lo que dice, hace, piensa, siente o ES no se acoge con total aceptación y escucha, lo que sucederá es que se encerrará en sí mismo y no volverá a dar de sí mismo nada de nada. 
No mostrará quién ES, y lo peor, se convertirá en una marioneta indefensa y triste y hará todo lo que le digan, piensen, hagan, sientan o sean sus papás. Y habrán 3 enfermos: los 2 padres y el niño.
Disciplina SÍ, Nulidad del SER, NO.
Si el niño se encierra en sí mismo y no da ni muestra su verdadero SER en su círculo familiar(generalmente se ABREN al mundo, fuera de su círculo habitual) PERO no se convierte en aquello que esperan sus padres, es decir, en una marioneta indefensa y triste, hemos logrado un milagro que se llama: rebeldía protectora.
La rebeldía protectora más que una cualidad en sí misma, es una llave para abrir la puerta del verdadero SER que se "esconde" detrás del destructor o negacionsita que hay tras cada niño herido o adulto herido.enfadado.
En realidad, la rebeldía protectora lo que demuestra es un miedo profundo al ostracismo y el no ser aceptado y amado por nuestros propios padres. No elegimos a nuestros padres para que nos amaran. Lo siento, no es así.
Elegimos a nuestros padres para aprender a amarnos a nosotros mismos, independientemente de cuán poco, medianamente o mucho nos amaran ellos.
Y eso es algo que debemos aceptar. 
Tus padres no te deben nada.
Ellos han dado y dieron lo mejor de sí mismos.
Tú te debes TODO. Dátelo!.
Supera esas barreras y conviértete en un maestro para ellos si eres un adulto herido-enfadado.
Lo primero que tienes que hacer es aceptar que tienes DERECHO a estar herido-enfadado. Acepta ese hecho.
Estás muy cabreado por todas y cada una de las puñeteras limitaciones estúpidas que te inculcaron y heredaste.

*Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares