martes, 28 de septiembre de 2010

Abrázame, por favor


Dicen que los bebés que no reciben afecto, caricias, abrazos, besos y miradas protectoras mueren antes que cualquier otro niño. Las necesidades básicas no son suficientes...pero,¿qué son las necesidades básicas sino las afectuosas?.
Me gustaría decir que en los adultos pasa lo mismo. Se cree que las personas maduras pueden sobrellevar el vivir sin afecto pero no es verdad, nada verdad. Todos necesitamos porciones de afecto, tacto y cuidados íntimos. Somos seres amorosos no sólo instintivos y racionales. Somos seres de luz que necesitamos los cuidados de los otros y el afecto de quienes amamos y de quienes nos aman.
Estoy aprendiendo mucho estos últimos días y he descubierto creencias que tenía que eran completamente falsas, pero falsas a unos niveles que yo me he asustado de descubrir.
Se ha hablado mucho de la codependencia emocional y también nos han mareado mucho con dicho "enganche".
La codependencia emocional puede ser un obstáculo para alguien que se relaciona todos los días con las mismas personas, es decir, con sus amigos, pareja, familia,etc.
Pero la cosa cambia cuando dichas personas están lejos. Eso NO ES CODEPENDENCIA.
El extrañar a alguien que está lejos de ti, es NATURAL. Es una interdependencia que desea ser satisfecha, desea ser completada, desea ser integrada.
El que extrañes a alguien que no está todos los días contigo y desees cubrir esas necesidades emocionales de muchas formas excepto la física, es NATURAL que lo extrañes.
Repito: somos seres amorosos y vivimos en esta preciosa tierra que elegimos para experimentar una vida completamente integrada en el mundo físico, y cuando el físico falta(el contacto, el tacto, las miradas, los silencios, los abrazos, los besos,etc...) tienes muchas oportunidades de crecer en muchísimos aspectos pero no en el físico.
Quiero que la gente entienda algo.
Es natural que las personas extrañemos a nuestros seres queridos si están "lejos" de nosotros. Y ahí llega la magia de vivir en un vehículo físico. Es tan maravilloso poder tocar a otros, poder apreciarlos a través del tacto, a través del calor humano...es algo incomparable. Lo aprecio mucho.
Los adultos necesitamos afecto físico, es imprescindible para nuestra propia evolución espiritual, es básico y muy importante.
La codependencia emocional es muy diferente entre dos personas que se ven todos los días, a unas que no se ven nunca o muy poco.
Las que no se ven trabajan en "ligas mayores" y seguramente están expuestas a mayores riesgos, a mayores lecciones y también a más amor. Lo bueno del espacio entre dos seres que no están juntos es que se expanden con más libertad...pero no nos engañemos, todos necesitamos afecto y tacto, contacto físico.
Lo que trato de explicar en este artículo es que es NATURAL que nos sintamos más unidos y más conectados a aquellos que están lejos de nosotros, y a la vez, nos sintamos más dependientes de nuestras necesidades internas y extrañemos con más fuerza a aquellos que no están a nuestro lado.
La codependencia de alguien que se ve todos los días es obvia, la interdependencia que muestran las personas que están lejos las unas de las otras es muy diferente. No tiene nada que ver, son relaciones completamente distintas entre sí, y he descubierto que yo misma me he engañado mucho con ese tipo de relaciones. Me explico.
Es natural que yo extrañe más a mi hermana que vive lejos de mí, que la que tengo al lado de casa y la veo cada dos por tres. La relación será muy distinta dependiendo del lazo que nos una, pero al fin y al cabo, muy distinta.
Si me gusta un hombre que vive lejos de mí, es evidente que voy a extrañarlo más que si estuviera con un hombre que vive en mi misma ciudad. NO ES LO MISMO. Son relaciones diferentes, muy diferentes.
La distancia no es agradable para nadie y nadie puede llevarme la contraria. Las relaciones a distancia son muy difíciles y sólo funcionan cuando hay una base sólida de amor, y aún así, son difíciles.
Lo que trato de explicar es que es NATURAL que la gente se sienta más "codependiente" de una relación a distancia, es decir, esté más atenta, más centrada en la otra persona, más volcada hacia el otro, etc. Es NATURAL que se sienta más tristeza, más melancolía o más amor...es natural. Somos seres afectuosos y vivimos gracias a nuestro maravilloso sentido del tacto humano, el que nos alimenta de buenas maneras, el que nos llena, el que nos sana, el que nos guía hacia la comunicación íntima con el otro, el que nos alienta a seguir ahí...
Es natural que sintamos más emociones "extremas" o negativas que alguien que está todo el día con los seres que ama. O por el contrario, puede que sintamos más expansión, más fuerza, más inspiración, más luz.
De cualquier manera, es comprensible que las personas que viven lejos las unas de las otras y se aprecian y se aman, tengan fases de más entrega y "codependencia" a través de muchos otros sistemas de intercomunicación. Es natural, muy natural que se extrañe esa intercomunicación física y visible. De hecho, sería antinatural no hacer caso omiso a las necesidades de alguien que amamos y está lejos de ti. Es natural que sintamos el impulso de satisfacer nuestras necesidades emocionales y las de la persona que amamos. Te ocupas de que así sea, porque te amas y deseas tu mayor bienestar, y tu mayor bienestar consta de tener una buena intercomunicación con aquellos que amas...aunque estén lejos fisicamente. Es natural que se busquen soluciones para ello y encuentres soluciones para ello.
El tacto es básico para nuestro crecimiento como seres de luz, de hecho, deberían enseñar más los beneficios que guardan las caricias y los abrazos. Todos necesitamos cubrir nuestras necesidades físicas con afecto, con amor y especialmente con aquellos que más amamos. Quien piense lo contrario, es que se miente muy bien.
Tocar a alguien que amas evita ataques de corazón, presión arterial alta, cáncer, cefaleas, estrés, depresión, tristeza, problemas digestivos, etc.
Así que, procuremos abrazarnos más, tocarnos más, acariciarnos más y para los que están lejos los unos de los otros...buscad soluciones para vuestro afecto. Lo necesitais mucho y el universo también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares